sábado, 20 de junio de 2009

La extraña aventura de Águeda Ivanova - Comienza la ventura - Capítulo 1

En la casa de la vecina de enfrente siempre pasaban cosas raras.
Cuando pasabas por la puerta y mirabas hacia la ventana con el rabillo del ojo, siempre veías sillas apartándose al paso de escobas embrujadas, balletas empapadas frotando cristales, cacerolas con cucharas girando en algún potaje y agujas remendando viejas prendas.
Era todo fascinante, cualquier persona con algo de imaginación daría lo que fuera por entrar a ver todas aquellas maravillas.
Pero en realidad, cuando veían a la artifice de toda esa magia intentaban cambiarse de acera, no cruzar la mirada y aguantar la respiración.
Águeda Ivanova siempre había causado esa impresión; desde que ella recordaba, todo el mundo la había evitado. Pero no sabía porqué. Físicamente no era fea, ni desagradable a la vista. Y nunca nadie se había molestado en conocerla realmente.
Ella vivía con Sócrates, un fabuloso gato persa, negro como el azabache, que le habían regalado hacía tres años. Había heredado su magia de uno de los muchos amantes que tuvo su madre y nunca hacía nada por ocultar sus asombrosos poderes.
Se dedicaba a poner voz a apasionadas novelas radiofónicas que grabada desde su casa y mandaba por internet a su único amigo y jefe Heracles Quirós.
Vivía feliz, sin más preocupaciones que los demás seres humanos e ignorando la que se le avecinaba.

Continuará...

6 comentarios:

Morgana dijo...

Hala! Qué bonito tu blog! Me ha encantado, y me quedo por aquí ^^

Farfalla Dimora dijo...

¡Qué ilusión! ¡Mi primer comentario! Me alegra que te guste Morgana, muchas gracias por tu visita.
Un abrazo

Almendra Puck dijo...

Esto pinta bien, Farfalla!! Qué blog tan misterioso... tiene algo que engancha. mola mola, a ver cómo sigue la cosa! :)

Farfalla Dimora dijo...

A ver a ver Almendra, aqui estoy apuntanto en mi libreta detalles, que no quiero que se me olviden.

Drea dijo...

Ains! Me encanta que escribáis relatos, sois unas fieras. Ya estoy con la intriga.

Pluma de fuego dijo...

Jajaja que chulooo, ya me he picado jajaja